Espere por favor
S&A Servicios y Asesorías

¿Cómo se recibe a los nuevos colaboradores de la organización?

Llegar a un nuevo empleo sin conocer a nadie y acoplarse a un ritmo de trabajo y otro tipo liderazgo no es nada sencillo. Por el bien de todos, es conveniente hacer de este recibimiento una experiencia cálida y acogedora.

Es importante tener un plan de inducción dirigido, que todo el equipo esté al tanto de la llegada de la nueva persona, tener claros los indicadores de gestión a medir y, por último y no menos importante, preparar las herramientas de trabajo como son el celular, computador o todas las que apliquen para el cargo.

Es valioso que entre jefes y colaboradores se haga una reunión inicial para entender las expectativas de la organización con su nuevo rol, así como evaluar la motivación.

Cuando existe un cambio hay dos posibles escenarios: uno en el que se tiene la posibilidad de hacer el empalme entre las dos personas, aquella que deja el cargo y quien llega a reemplazarlo; allí hay que prestar atención en el tratamiento de ambas personas, pues se pueden herir susceptibilidades de la persona que va saliendo, así como se puede generar desmotivación de la persona que entra.

El otro escenario es cuando la persona ya ha salido del cargo, por tanto, el jefe inmediato debe dejar claros los indicadores, las expectativas y, así como existe un plan de inducción estructurado, se deben prever las formas de actuar para mitigar los impases que se pudiesen llegar a tener.

Las organizaciones se deben preparar y mucho. De esto depende en gran parte el éxito de la contratación, así el candidato será productivo y encajará con el cargo, se debe tener una descripción completa del cargo y del resultado a producir por la persona, el lugar donde puede trabajar, se debe presentar bien a todos los demás del equipo y tener un plan de establecimiento, con la capacitación e inducción necesaria

Algunas organizaciones creen que la mejor forma de guiar a un nuevo colaborador es dando la oportunidad de apadrinarlo con otro compañero, así ambas partes, los jefes y compañeros, pueden hacer un seguimiento efectivo de la socialización del nuevo talento.

Lo más importante al llegar a un nuevo cargo es conocer y entender la compañía, la cultura y el rol que vas a asumir. Debes revisar y adoptar el ADN de la empresa, además comprender el momento por el que esta está pasando. Si vas a asumir un cargo estratégico hay que determinar de la mejor forma las funciones.

Si un  colaborador no es bien recibido y no se siente bien en un puesto, es posible que piense que está en el lugar equivocado.