Espere por favor
S&A Servicios y Asesorías

¿Qué significa la reforma tributaria para los colaboradores?

Si el Congreso aprueba el proyecto de ley de Reforma Tributaria radicado por el Ministerio de Hacienda, los colombianos que tengan ingresos mensuales iguales o superiores a .750.000 estarán obligados a presentar declaración de renta.

El pago del impuesto de renta se haría de manera progresiva. El Ministerio dijo que “se protegerá el ingreso del 93% de colombianos con ingresos inferiores a .200.000, el 7% restante de contribuyentes con ingresos superiores a dicho monto tributarán de acuerdo con sus ingresos. A más ingresos, más impuesto”.

Un informe del diario Portafolio precisó que “De los 27,6 millones de colombianos que reportan ingresos, 3,2%, que gana entre .975.300 y .471.183 al año, empezará a declarar renta en 2018; 3,8%, que gana más de .471.183, continuará obligado a declarar y un 43,3%, que gana entre un salario mínimo y .975.300, no deberá pagar renta”.

Descuentos por retención en la fuente Lo cierto es que si se hace realidad la reforma tributaria, es posible que usted vea cambios en su desprendible de nómina del próximo año por el concepto de retención en la fuente, una forma de pagar el impuesto de renta sobre sus ingresos. Este impuesto se paga de acuerdo con sus ingresos.

Por ejemplo, si su ingreso es de .000.000 mensuales, el gravamen será del 1%. Si gana .000.000, el impuesto será del 9% y si su ingreso alcanza los .000.000, tendrá que pagar el 14%. Los pagos realizados mensualmente durante todo el año le servirán para deducir su declaración de renta.

La declaración de renta es un resumen de su vida financiera al 31 de diciembre del año anterior. En ella se relaciona el valor de sus bienes, deudas, ingresos, gastos, entre otros datos financieros. 

¿Se verán afectados los contratos de prestación de servicios?

“Sí, toda vez que, al modificar las tablas, a su vez se amplía el número de personas obligadas a declarar renta y eventualmente a pagar dicho impuesto, según los ingresos que perciban por concepto de honorarios derivados de la prestación de un servicio”, expresó Mejía. “No obstante, por regla general, a todos los pagos efectuados con ocasión de un contrato de prestación de servicios se les practica la retención en la fuente, a menos que exista alguna excepción de carácter legal, y se hace la salvedad que la retención en la fuente es un pago anticipado del impuesto a la renta”.