Espere por favor
S&A Servicios y Asesorías

¿Como se deben preparar para las entrevistas virtuales.?

No todas las organizaciones tienen el tiempo y la posibilidad de hacer sus entrevistas de manera personal y presencial, para muchas una conversación a través de algún medio electrónico con conexión a Internet es suficiente para conocer al candidato y saber si es el adecuado para el cargo.

Prepararte para una entrevista digital implica, al igual que para una presencial, el desarrollo de una hoja de ruta donde el candidato tenga identificadas sus fortalezas, donde sepas cuáles habilidades permitirán mostrar tu perfil de manera más especializada y apta para el cargo. Pero quizás lo más importante es tener la convicción de que lo que estás buscando con la entrevista responde a la necesidad de la posición a la que aplicas.

Estas entrevistas también requieren temas operativos, como la comprobación de la conectividad, el lugar, tiempo y, por supuesto, el vestuario que usarás durante el diálogo.

El 25% de las entrevistas virtuales tienen retrasos por mala conectividad o por no tener agregado el contacto. De igual manera, el sonido debe ser lo suficientemente bueno para poder tener una comunicación fluida. Es muy importante que el lugar elegido sea iluminado, cuente con excelente conexión a Internet, no tener distracciones como mascotas o niños y preferiblemente hacerla en un lugar con fondo blanco; también tener la disposición de por lo menos 30 minutos antes de la cita pactada para reaccionar a inconvenientes de conexión u otros.

Para el candidato es importante estar listo, como mínimo, diez minutos antes de la entrevista y estar debidamente concentrado.

Para ser efectivo en este tipo de entrevista debes vestirse apropiadamente, responder las preguntas concretamente, mirar directamente a la cámara y hacer buen uso de las manos como herramienta de comunicación, esto puede hacer más fácil el hecho de estar interactuando con un entrevistador a través de una pantalla.

Además, aprende a usar el beneficio que ofrece la conversación para hacer unas preguntas adicionales o retroalimentación. Esto es útil siempre y cuando sea una ayuda y no un guion que desvíe la atención.

Es importante tener en cuenta que una entrevista virtual al no tiene esa cercanía que sí se experimenta en una presencial, por lo que en la medida de lo posible se recomienda tener clara información clave sobre la compañía, estudiar muy bien la hoja de vida y tener un hilo conductor, hablar de indicadores, experiencias puntuales y tener en cuenta que la postura es fundamental, así como el tono de la voz.