Espere por favor
S&A Servicios y Asesorías

Cosas que se pueden negociar en un proceso de selección

Aunque antes de empezar un proceso de selección las condiciones están sobre la mesa, siempre habrá espacio para la negociación. Los acuerdos no solo involucran la remuneración, sino otros factores importantes para el trabajador como el horario, la fecha de inicio y los beneficios.

 Siempre es  posible negociar todas las condiciones salariales y los beneficios en un nuevo trabajo. Si bien algunas ofertas tienen un tope establecido, en caso de no poder negociar temas estrictamente de dinero, se pueden concertar: medicina prepagada, seguro de vida, flexibilidad de horarios y vacaciones anticipadas.

Y es que al iniciar la búsqueda de talento humano ya están establecidas características como perfil, funciones, remuneración, tipo de contrato, horario y beneficios. Al tener esto claro durante la negociación la organización tiene un punto de partida al igual que el aspirante al cargo.

Es muy improtante  la información en el momento adecuado. Por ejemplo, si la aspiración salarial del candidato es superior a la ofrecida, este dato se debe compartir al iniciar el proceso para saber si se continúa a la siguiente etapa.

Tanto compañía como candidato deben dar a conocer que hay algún aspecto con el que no están conformes y desean negociar. Existen organizaciones   que son flexibles en materia salarial y otras que no, por eso es indispensable conocer la  organización y el tipo de salario, porque es más fácil negociar un salario variable que uno fijo.

Recuerden que se puede  cuantificar en dinero los beneficios actuales y, de acuerdo con esta información, calcular un porcentaje de aumento frente a su presente.

Lo común en el mercado es hacer un aumento de entre el 20% y 30% de su remuneración actual más beneficios. Las personas que todavía tienen un salario básico ordinario deben llevar muy bien las cuentas para hacer un cambio a salario integral pues dejan de recibir primas y cesantías.

La organización debe ser clara y tratar de sostenerse en las condiciones pactadas a menos que haya algún diferencial que requiera y amerite negociar.

Durante la entrevista se pueden presentar variables que requieren de algún tipo de negociación y hay que tener flexibilidad con el perfil del aspirante, premiando de alguna manera el plus que se perciba sobre el requerimiento básico y castigando por otro lado las deficiencias encontradas

Por último, una buena negociación es un punto de partida para que las dos partes se sientan cómodas durante la relación laboral que está por  iniciar.